Conozca la historia de Isabel T.,
esta joven mujer que tenía
graves problemas económicos...

"Hasta el mes de mayo pasado, hacía muchos años que mi marido y yo vivíamos una situación difícil que empeoraba cada día mas. Nuestros problemas económicos se acumulaban, no llegaba a fin de mes y para colmo, mi marido acababa de recibir su carta de despido.

Pero lo peor estaba aún por venir...

Creo que me acordaré toda mi vida. Una mañana, vi llegar al perito judicial. Cuando entró para hacer el embargo, tuve una verdadera conmoción. Me vi en la calle con mis dos hijos en los brazos. Lloré todo el día sin poder parar….

Era el 7 de mayo cuando todo cambió para mí...

Mi vecino me había dado cortésmente una lechuga de su huerto y la había envuelto en una hoja de periódico. La había desenvuelto y hacía 10 minutos que esta hoja de periódico se había desplegado a lo largo de la mesa de la cocina cuando mis ojos se dirigieron automáticamente hacia este artículo.

Se trataba de una encuesta sobre una vidente, no como las demás.Ofrecía gratuitamente su ayuda a las personas que como yo tenían graves problemas.

Esta vidente, Mona Luisa, poseía un extraño poder que podía muy rápidamente - de un día para otro - cambiar la vida de todos aquellos y aquellas que aceptaban su ayuda gratuita.

Sin embargo, yo me sentía escéptica. Pero un detalle (importante) me empujó a ir más allá…No era la primera vez que leía un artículo sobre los videntes.

Por otra parte, yo mismo había llamado a videntes en más de una ocasión con la esperanza de que mi situación cambiara. Desgraciadamente, nada había verdaderamente cambiado para mí.

También una vocecita interior me repetía: "no vas a volver a picar en el anzuelo otra vez y creer nuevamente en todos esos engaños…"

Es entonces cuando una evidencia me vino a la mente : antes de darme esta lechuga, mi vecino había leído sin duda el periódico. Y él también había leído este artículo.

Sino, cómo explicar que haya podido comprarse dos nuevos coches...

Y que haya ido cinco veces de viaje este año… y su mujer va al menos una vez por semana a la peluquería… Cómo explicar todos estos cambios en su vida y sobre todo, tan de repente… Ya que no hace tanto tiempo, ¿ Se encontraba en la misma situación que nosotros?...

Sin contar los numerosos testimonios auténticos de personas que han acabado por convencerme: su vida había cambiado radicalmente gracias a la intervención de Mona Luisa. Algunos de ellos explicaban como habían ganado una gran cantidad de dinero en el juego, otros revelaban como habían encontrado el amor después de conocer la desesperación. Todos se habían librado rápidamente de sus problemas.

Me dije "Por qué no yo"…

Al fin y al cabo, si Mona Luisa había conseguido aportar la suerte a todas estas personas, ¿por qué no lo podría hacer para mí también…?

De todos modos, no corría ningún peligro por probar, era completamente gratuito. A continuación, consulté su Web, en la dirección mencionada debajo de la página. Tenía prisa por recibir la respuesta por correo electrónico. Cada día, consultaba varias veces mi correo electrónico.

Finalmente, el 17 de mayo, recibí un mensaje importante de su parte. Me apresuré en abrirlo. Puedo decir, que no me esperaba una cosa parecida. Mona Luisa había estudiado mi caso. Ella me revelaba con precisión hechos sorprendentes de mi pasado. Había visto los grandes acontecimientos de mi futuro. Y además, había realizado ya una acción especial para que muy rápidamente todo empezara a cambiar en mi vida…

Desde el día siguiente, un primer acontecimiento inesperado se produjo.

Un ex colega de mi marido le propuso un trabajo. Después de varios meses en el paro y de búsqueda de trabajo sin éxito, fue inesperado. Además, era bien pagado y a dos cuadras de casa. No nos lo creíamos…

El segundo acontecimiento fue también sorprendente…

Yo había tenido un hijo muy joven, de un primer matrimonio. Hasta este momento, había vivido en el extranjero con su padre. Y no tenía noticias suyas desde hacía años. Verle fue uno de mis deseos más queridos. Ahora, una carta suya me pedía si podía venir a verme con su joven esposa. Supe que me iba a convertir en abuela. A los 39 años, fíjense.

A continuación… Se da cuenta que es increíble.

Cada día, las cosas parecían arreglarse solas. La vida era completamente distinta. Me levantaba por la mañana llena de esperanza y desbordaba de entusiasmo. Todo iba bien para mi marido en su nuevo trabajo y estaba siempre sonriente. Yo también, por otra parte…

Fue entonces cuando lo más maravilloso se produjo…

Sin decirme nada, mi marido había jugado a la Lotería. El que decía siempre: "Oh! Yo, de todos modos, nunca tengo suerte…" Por primera vez en su vida, acababa de embolsarse una buena cantidad… Puedo decirles que esto mejoró nuestra vida en general.

Él que no creía al final se ha tenido que rendir a la evidencia: "Tanta suerte que llegue de golpe después de que hayas escrito a esta vidente, no es una casualidad…"

Pero creo que es cuando pude pagar de golpe todas mis deudas al perito judicial que me he dado cuenta verdaderamente de nuestra nueva situación: no debía nada a nadie y tenía aún dinero ante mí. Era la primera vez en mi vida que esto me ocurría…

Si hoy, he aceptado escribir y ver mi historia publicada en Internet, es porque desde entonces todo ha cambiado radicalmente para nosotros, pienso en toda esa gente desafortunada que tienen problemas. Y pienso que si Mona Luisa ha podido actuar realmente para mi marido y para mí, ella puede hacer mucho para los demás también.

Entonces si, usted también, tiene problemas en su vida, no dude en hacer como yo. Recurra a Mona Luisa. No arriesga nada. Su ayuda es gratuita… Y puedo decirle que no lo lamentará."


Isabel T.